Coaching organizacional

Los 5 tipos de coaching organizacional más solicitados por las empresas

El coaching organizacional es un conjunto de esfuerzos y técnicas enfocadas al equipo humano de una empresa u organización. Está destinado a lograr a la vez la eficacia en los resultados, así como la motivación y satisfacción personal de los trabajadores, en cualquiera que sea su nivel. El coaching es una acción directa sobre las personas que son los verdaderos autores y responsables de la competitividad empresarial.

En Team Power sabemos que existen varios tipos de coaching que podemos aplicar tanto en nuestra vida personal, profesional y empresarial, pero en esta ocasión resolveremos la cuestión: ¿Cuáles son los más utilizados por las empresas? Porque no todos se utilizan con la misma frecuencia y quizá nuestra empresa requiera de un estilo en particular.

Todos deberíamos tener un coach

El coaching existe en el espectáculo, la política, la medicina, en las empresas, incluso todo deportista exitoso tiene un coach, que lo acompaña hasta lograr las metas que desea alcanzar. La realidad es que todos debiéramos tener un coach, incluso para superar nuestros problemas personales. Tener al alcance un “entrenador” que nos ayude a tener enfoque y perspectiva, siempre será de utilidad para elevar los pensamientos, el talento y los resultados.

A muchos nos ha pasado que identificamos que algo no funciona, o que incluso nos gustaría realizarlo de otra manera, pero seguimos actuando igual, porque sale de forma espontánea, aunque no sabemos el por qué. Los seres humanos somos altamente subjetivos, interpretamos nuestro entorno y a nosotros mismos con base en nuestras percepciones de la realidad, lo cual nos puede dar desde una leve distorsión a una total ilusión. En estos casos, el modelo estratégico nos adentra a explorar la sensación de base, que nos mueve a actuar de forma repetida, de una manera que no nos aporta nada. Nos ayuda a ver cómo funciona nuestro mecanismo interno para generar esas limitaciones incómodas y transformarlas en nuestros talentos ocultos.

En cualquier proceso de crecimiento es muy difícil que la persona por sí misma logre implementar las acciones necesarias para mejorar su vida o su negocio, sin que alguien le acompañe en el proceso.

Un coach de empresa es un profesional que además de dominar la metodología, las técnicas del coaching y haber desarrollado una serie de habilidades personales, como son la capacidad de escucha, el arte de hacer preguntas poderosas o la empatía, y tiene experiencia en el mundo de la empresa, por lo que entiende los problemas y retos más frecuentes a los que se enfrentan las personas y los equipos en las organizaciones empresariales. Todas estas características le permiten detectar de manera más rápida y eficiente, aquellos puntos que se deben fortalecer para que sus clientes consigan sus objetivos. Es por ello que el coaching se ha convertido en una herramienta muy socorrida por profesionistas y empresas, teniendo a su alcance una gran variedad de tipos de coaching para escoger: desde los que podemos implementar en nuestra vida personal, pasando por los que nos ayudan a mejorar como líderes y profesionistas, hasta los que nos sirven de apoyo para mejorar la dinámica de equipos y procesos dentro de las organizaciones.

Sin embargo, no todos se utilizan con la misma frecuencia, así que veamos cuáles son los tipos de coaching más solicitados por las empresas.

Los tipos de coaching organizacional que nos ayudan a mejorar el liderazgo y a desarrollar competencias.

  1. Coaching de vida: Gracias a que este tipo de coaching se enfoca en el desarrollo del individuo y a potenciar sus habilidades en la organización, se basa en un “cara a cara” directo con la persona a tratar sin ningún intermediario. Se trabaja con respecto a creencias o juicios que determinan las acciones del profesionista, así como los obstáculos que interfieren en el logro de las metas. Así mismo esta meta también es utilizada para mejorar asuntos básicos del comportamiento cotidiano y relaciones interpersonales que puedan afectar su desarrollo a nivel profesional. Para la formación de gerentes y líderes, este tipo de coach es de los más solicitados.
  2. Coaching laboral y personal: Un proceso de coaching laboral es una gran oportunidad para todas aquellas personas que estén desencantadas profesionalmente, que han perdido la motivación en lo que hacen, que han perdido su puesto de trabajo y necesitan reincorporarse al mercado laboral, o bien, que finalizan sus estudios y acceden por primera vez al entorno laboral. Permite reflexionar sobre la trayectoria profesional que hemos llevado hasta el momento, así como el acompañamiento de un posible cambio de rumbo y definir qué es lo que realmente queremos alcanzar.
  3. Coaching de liderazgo: Su misión es desarrollar en los ejecutivos las características necesarias para que se conviertan en líderes. Aquellos individuos que han conseguido grandes logros y han inspirado a otros a alcanzar logros superiores, son los candidatos ideales para el coaching de liderazgo.
  4. Coaching de equipos: Gracias a que mejora la productividad, la eficiencia y la perdurabilidad de la organización a través del fortalecimiento de las relaciones de sus equipos. Se trata de un proceso de acompañamiento en la consecución de objetivos a través de acciones que fomentan la cooperación entre sus miembros, al tiempo que revisan y mejoran sus relaciones, procesos de trabajo y valores.
  5. Organizacional: Este tipo de coaching busca pulir el liderazgo de los directivos, capacitar a los jefes de área en el desarrollo de sus tareas y responsabilidades. La finalidad es aumentar la productividad y la competencia sana entre sus colaboradores. También se trata de una herramienta muy eficaz a la hora de detectar dificultades y los problemas que surgen en la empresa, identificándolos de raíz, evitando que se traslade a otras áreas.

En Team Power encontrarán la formación adecuada para que su equipo de trabajo potencie sus habilidades, está demostrado que la capacitación empresarial aumenta su impacto en un 60% cuando se combina con procesos de coaching organizacional.

En general, en Team Power estamos a sus órdenes cuando estén en búsqueda de ser más eficaces, enfocados y productivos como equipo, un coach empresarial les ayudará a establecer más confianza y claridad, así como identificar y concentrarse en lo urgente y lo importante.