certificacion coaching

La certificacion coaching cobra cada vez mayor importancia entre los líderes empresariales

En la actualidad, hay líderes que entrenan y quienes no los hacen, los líderes en la última categoría no son necesariamente malos administradores, pero están descuidando una herramienta efectiva para desarrollar su talento y el de su personal. Hemos estado investigando a los gerentes que entrenan y lo que los distingue de los demás: ellos creen en el valor del coaching, y piensan en su rol como líderes de una manera que hace que el entrenamiento sea un elemento natural de su gestión, pero ¿Por qué dan al coaching un lugar importante en su agenda? Aquí hay cuatro razones:

1. Consideran el coaching empresarial como una herramienta esencial para alcanzar los objetivos comerciales

Los líderes no entrenan a su gente y a sí mismos para parecer agradables, en realidad ven la capacitación para el desarrollo del talento como una actividad esencial si lo que se busca es el éxito comercial. La mayoría de los líderes objetan que no tienen tiempo para entrenar. Sin embargo, el tiempo no debe ser un problema si creen que el coaching es un “deber ser” en lugar de un “puede ser”, ya sea que compitan por el talento, operen en un mercado altamente turbulento, traten de retener a su personal, o deseen hacer crecer a sus empleados, los buenos líderes saben lo importante que es tomarse el tiempo para entrenar.

Puede señalarse que las personas verdaderamente talentosas son difíciles de encontrar y reclutar, por lo que aquellos directivos que incluyen capacitaciones constantes en sus equipos son tenidos en alta estima por los postulantes más habilidosos. Asimismo, aquellos que tienen talento pero que este necesita ser detonado, ven en los líderes que se interesan por el coaching, como personas dignas de respeto que les ayudan a desarrollar habilidades para lidiar con las cambiantes realidades del mercado.

2. Disfrutan ayudando a las personas a desarrollarse

Estos gerentes no se diferencian de aquellos artistas que miran sus obras e imaginan que podría surgir algo mejor, más interesante y más valioso con esfuerzo y desempeño, asumen que las personas que trabajan para ellos no necesariamente se muestran listas para hacer un trabajo, sino que es necesario aprender y crecer para cumplir con su función y adaptarse a las circunstancias cambiantes.

Los gerentes ven esto como una parte esencial de su trabajo por lo que recurren a servicios de coaching organizacional o buscan aprender con ayuda de expertos para la obtención de una certificación coaching, asimismo creen que aquellos con mayor potencial, que a menudo pueden contribuir más a un negocio, necesitarán su ayuda para realizar sus ambiciones a menudo elevadas. El líder debe adaptar su estilo a las necesidades y al estilo de cada individuo en particular, esto por supuesto requiere mucho trabajo, pero una vez más, esto se percibe como parte del trabajo, no como un favor especial que se le haga al personal.

3. Ellos son curiosos

Los líderes que saben la importancia del coaching se hacen muchas preguntas, están genuinamente interesados en saber más sobre cómo van las cosas, qué tipo de problemas enfrentan los miembros, dónde están las lagunas y las oportunidades, y qué se debe mejorar en su empresa. Por lo general, no necesitan que se les enseñe a hacer preguntas porque esta es una aptitud natural, aunque no está de más tomar un curso de coaching para mejorar sus habilidades de cuestionamiento y la facilidad en obtener respuestas.

Esta curiosidad facilita el diálogo, la relación que hay entre el líder capacitado y el empleado, donde comparten libremente sus percepciones, dudas, errores y éxitos para que juntos reflexionen sobre lo que está sucediendo.

4. Están interesados en establecer conexiones

Los líderes interesados en su capacitación realmente tratan de ponerse en los zapatos de sus empleados, esta empatía les permite entender lo que cada empleado necesita y que es lo que puede ajustarse adecuadamente a su estilo. Algunos empleados pueden tomar una actitud de recepción sin inconvenientes, mientras que otros necesitan tiempo para pensar y llegar a sus propias conclusiones.

Una relación de confianza ayuda a los líderes a evaluar mejor el enfoque a tomar, además un verdadero líder capacitado no da demasiada importancia a la jerarquía, pues todos tienen un trabajo que hacer, asimismo todos son importantes para el desarrollo del negocio. En definitiva, nadie está por encima de nadie, sólo se necesita trabajar en conjunto para ver qué puede lograrse.

Lograr esta mentalidad es factible, todo se reduce a si el caso comercial es lo suficientemente convincente como para motivar a un líder a desarrollar la mentalidad de un coaching. Los directivos deben hacerse algunas preguntas: ¿Su organización tiene el talento que necesita para competir?, ¿Si o no, y por qué?, ¿Han realizado una contratación deficiente o las personas no están desempeñando su potencial al máximo? Para los líderes que deseen comenzar en una escuela de coaching, uno de los primeros pasos es encontrar a alguien que sea un buen entrenador, después deben entender que antes de comenzar a entrenar, necesitan desarrollar una cultura de confianza y una relación sólida con los tutores. A pesar de sus buenas intenciones, todas las técnicas en el mundo harán poca diferencia si no se sienten conectados de alguna manera. La relación que se desarrolla es más importante que todos los mejores métodos de entrenamiento disponibles, ya que esta se reflejará a la hora de dirigir a los empleados.

Aprender algunos de los principios del coaching les ayudará a desarrollar su propia experiencia como coaches. Una de las lecciones principales es que el coaching no trata de decirle a la gente las respuestas, sino que se trata de tener una conversación y hacer preguntas buenas y abiertas que permitan a las personas a las que se orienta reflexionar sobre lo que están haciendo y cómo pueden hacer las cosas de manera diferente para mejorar el rendimiento.

Esperamos que les haya gustado esta publicación, no olviden contactar a Team Power si desean mejorar sus capacidades de liderazgo y obtener habilidades como entrenadores mediante el proceso de certificación coaching que ofrecemos. ¡Gracias por su visita!