Coaching organizacional

¿Cuál es el impacto del coaching organizacional en las empresas?

A lo largo del tiempo, el coaching organizacional ha demostrado que es capaz de impactar positivamente en las empresas, especialmente porque el proceso de coaching en organizaciones se aplica no sólo a nivel grupal, sino también a nivel individual, asimismo, no beneficia únicamente a las empresas sino a todas las personas que participan en dicho proceso, pues les permite incrementar su desempeño y productividad; además, no se enfoca exclusivamente al ámbito profesional, ya que es capaz de incidir también en lo personal, realizando cambios con el fin de que cada participante mejore, y por ende, sea más activo y eficiente tanto en lo profesional como en lo privado.

En esta publicación nueva de nuestro blog nos encargaremos de explicar con detalle los impactos del coaching en las organizaciones, de modo que si están interesados en aprender las técnicas de este tipo de entrenamiento, se comuniquen con nuestra firma, Team Power, para que formen parte de nuestra escuela de coaching y salgan de ella, listos para ejercer entrenamientos de manera profesional. Sin más que agregar, ¡Comencemos!

Los especialistas en el tema mencionan algunos de los factores que incitan a las empresas a colaborar con un coach organizacional son los siguientes:

  • Desarrollar las aptitudes necesarias para una mejor adaptación a los cambios.
  • Costos relacionados con desempeños bajos.
  • Necesidad de contar con un personal altamente calificado, y que pueda ser de confianza.
  • Compromiso por el desarrollo a nivel individual.

El interés de las organizaciones de participar en el coaching se debe a su utilidad como un proceso que puede optimizar al máximo los resultados de cada negocio, así como aumentar la competitividad de manera considerable. El motivo de semejante creencia estriba en que los negocios consideran que el coaching puede influir en el personal al aumentar sus niveles de eficiencia, les alentará a comprometerse con cada estrategia del equipo laboral, y posibilitará que respondan y manejen de manera adecuada a los acelerados cambios de su entorno.

El coaching puede abrir puertas para el escrutinio de nuevos sistemas integrales, herramientas y conceptos, técnicas y tecnologías de gestión, enfocados en: un diferenciado estilo del coach, con ciertas características novedosas para el desarrollo del liderazgo; una metodología continua de planificación, tácticas dirigidas a la gestión de empresas y al manejo de las estrategias; un sistema continuo, coherente, íntegro, así como cotidiano para incentivar el talento individual de cada trabajador; un sistema de cualidades sinérgicas para la coordinación de los equipos que maximiza las habilidades individuales y posibilita la obtención de resultados óptimos en las colaboraciones.

Ahora bien, el proceso de coaching ha impactado no sólo a las organizaciones, haciéndolas más productivas y eficientes, sino también se ha asimilado como una manera novedosa de laborar. Con ello no queremos decir que se necesita como personal fijo a un coach, sino que los líderes mismos pueden fungir como entrenadores de sus empresas mediante las enseñanzas de otros coach o a través de un curso de coaching como el que en Team Power ponemos a su alcance. El coaching puede entenderse como una manera elemental en la cual los líderes tienen que dirigir su labor, en sustitución de las formas convencionales de orientación del personal; desde tal perspectiva, los colaboradores se ven a sí mismos como pertenecientes a un equipo, como agentes activos con potencial de desarrollo continuo.

En el momento en que los directivos asimilan el perfil de coach, la empresa puede recibir impactos positivos de maneras numerosas:

  • Se optimiza y aclara el compromiso del personal hacia los objetivos de la organización, con ello se cambia la sensación de obediencia por la de compromiso.
  • Se fortalece el compromiso hacia los entrenamientos y el desarrollo.
  • Decrece considerablemente la rotación del personal, ya que los colaboradores, al comprometerse, invierten en los logros de la organización.
  • Se valora, aumenta y desarrolla el autoconocimiento.
  • La comunicación en la zona de trabajo es optimizada, debido a que el entorno se vuelve más confiable y amigable.
  • Los trabajadores se vuelven más responsables y tienden a la autodirección.

Ciertamente se requiere de tiempo y de esfuerzo para la consecución de tales impactos, sin embargo, realmente vale la pena su invocación. Más allá de brindar habilidades y saberes a los líderes, con el fin de que se vuelvan en coaches de sus propias empresas, es necesaria la implementación clara de una alineación entre las metas, las estrategias, los métodos de consecución, la evaluación de los efectos, entre otros aspectos, mediante el proceso de coaching organizacional. Por ello, forjar a líderes como entrenadores permite que se optimice el desempeño de cada proceso en que se involucren sus empresas.

Últimamente las organizaciones han dado marcha a procesos enfocados en medir la eficiencia del coaching para, de manera mesurada, establecer indicadores de relación entre los resultados que se esperan y las inversiones que se efectúen. Por su naturaleza, resulta complicado hacer mediciones absolutamente objetivas, pese a ello, han sido establecidas metodologías distintas, como diagnósticos para medir la satisfacción con el coaching mediante entrevistas o encuestas informales, o tratamientos de casos exitosos cuyo fin es mostrar la efectividad del proceso en sus diversas fases.

Para finalizar, cabe mencionar que el desarrollo de prácticas mejores para el uso y la obtención de evaluaciones que señalen los impactos del proceso de entrenamiento, tanto en lo personal como en las organizaciones, consiste no sólo en un reto, sino que se trata también de una condición necesaria para que pueda crecer como práctica el coaching en las organizaciones.

Con lo dicho se entenderán no sólo los impactos que el coaching organizacional llega a implicar, sino también diversos aspectos relacionados de sumo interés para todo aquel que desee incursionar en esta práctica con el fin de mejorar los procesos generales y particulares de su organización.

¿Necesitan del respaldo de una firma experta que proporcione cursos de coaching para que mejoren su liderazgo y capaciten a su personal? Entonces deben contactarnos: somos por mucho su mejor opción. Esperamos que les haya gustado esta publicación, manténganse al tanto de las entradas que iremos subiendo si están interesados en conocer más detalles sobre nuestros servicios.