Escuela de coaching

¿Te has preguntado qué es Coaching?

“Un coach es un soplador de brasas, líder, detective, provocador y alquimista” Leonardo Wolk

Muchas personas al escuchar hablar de coaching o de una escuela de coaching, piensan que se trata de una terapia psicológica, sin embargo, hay una diferencia muy marcada entre ambas disciplinas.

escuela de coaching

En primer lugar, un terapeuta trata con pacientes, entendiendo la existencia de una posible enfermedad. Un coach no habla de pacientes, sino de coachees o clientes. En segundo lugar, el Coaching trabaja hacia el futuro, mientras que la terapia está enfocada al pasado.

Otra manera de confundir el coaching es pensar que se trata de una mentoría. Aquí, la gran diferencia radica en que un mentor es un experto en un campo específico de saber, que trabaja con una persona que está desarrollándose en ese ámbito.

Un mentor da pautas de qué y cómo hacer para desarrollar ciertas habilidades inscritas en el campo de saber del que se es experto. En cambio, un Coach jamás dice a la persona lo que tiene que hacer.

Es importante tomar en cuenta estas diferencias para poder comprender la compleja y transformadora disciplina que es el Coaching. Veremos a detalle, cuál es el foco de interés de un coach y hacia dónde y para qué dirige su práctica.

¿Qué es coaching? ¿Para qué sirve el coaching? ¿Qué aportación brinda para la vida?

El coaching tiene que ver con la posibilidad. Si un coach logra en un proceso de coaching que la persona vea una posibilidad que antes no podía ver, el proceso fue exitoso.

¿Te ha pasado que a veces no sabes qué hacer? ¿Te encuentras con preguntas sin respuesta? ¿Tienes muchos caminos frente a ti y no sabes cuál tomar?

escuela de coaching

El coaching profesional es una práctica que tiene como finalidad ayudar a las personas o instituciones (familia, empresas, organizaciones, etcétera), a alcanzar logros significativos que hasta el momento, no creían posibles.

Durante un proceso de coaching, un coach profesional acompaña a personas de manera individual o grupal (equipos de trabajo, equipos deportivos, familias, etntre otros), para ayudarlos a observar de manera diferente.

De esta forma, las personas toman consciencia de la situación en la que están y comienzan a mirar las posibilidades que tienen frente a ellos. Al trabajar y transformar las creencias y los juicios que los limitan por creencias de posibilidad, las personas son capaces de diseñar acciones efectivas que los lleven a alcanzar sus objetivos.

El coaching se enfoca en el aprendizaje, muy diferente a la acción de enseñar. Un coach jamás dice a su coachee lo que tiene que hacer. Su tarea no es juzgar, ni dar consejos, sino ayudarlo a encontrar sus propias respuestas.

Para que un proceso de coaching sea posible, es necesario que la persona o institución identifique dónde está hoy y a dónde quiere llegar. Si existe esta diferencia, entre donde se encuentra hoy y a donde desea llegar, hay material suficiente para que exista un proceso de coaching.

El trabajo del coach consiste en facilitar el proceso de las personas para encontrar la respuesta que necesitan a través de una conversación, en donde escuchando al otro y dándose cuenta del observador que es, el coach puede mostrarle una nueva manera de ver.

Durante un proceso de coaching, las personas y/o instituciones aprenden a creer en sí mismas. Tanto personas como empresas, pueden tener un futuro prometedor o un futuro limitante de acuerdo a las creencias que tengan. Cuando los entornos se vuelven escenarios de confort, donde las cosas son conocidas o cómodas, el aprendizaje y las posibilidades se ven obstaculizadas.

escuela de coaching

Alrededor de la zona de confort, está la zona de aprendizaje. Es ahí donde se amplía la visión del mundo que pueden tener las personas. En situaciones de miedo al riesgo, el coach funge como guía y acompañante para que las personas logren ver aquello que aun no ven y que de esta manera se arriesguen para lograr cosas que hasta ahora no se han imaginado que pueden.

El coaching genera desarrollo interno y conduce a la acción, para que las personas generen aquello que desean lograr. Esto ha permitido que organismos internacionales ubiquen al coaching como disciplina, técnica o arte, debido a su gran complejidad y, a su vez, por su metodología definida para llevar a cabo procesos de coaching valiosos y productivos para los clientes.

Estos organismos se han encargado de generar un marco de referencia a partir del cual las personas puedan distinguir el coaching profesional del que no lo es. Es importante que si te interesas por un proceso de coaching, ya sea de manera personal o en una escuela de coaching para obtener formación profesional, identifiques con quién vas a trabajar ese proceso, ya que, hoy en día, hay una oferta muy amplia, sin embargo, no siempre es una oferta seria ni profesional.

Un coach, al formarse como tal, trabaja en el desarrollo de competencias que los hacen más efectivos en la capacidad de escuchar, vital para tener conversaciones efectivas; en la posibilidad de estar presentes y de ofrecerle a la persona lo que necesita.

En Team Power, contamos con una escuela de coaching de alto nivel para formar coaches profesionales, dirigido y diseñado por la reconocida Dra. Elena Espinal, Directora general y fundadora de Team Power.

“Coaching Power”, es un programa de alto nivel con orientación organizacional y está reconocido por la ICF como ACTP. La ICF es el organismo regulador de la práctica de coaching número uno a nivel internacional, por lo que Coaching Power es un programa de altos estándares de calidad.

En nuestra escuela de coaching profesional, tenemos el compromiso de generar en los participantes un cambio profundo en la manera de observar el mundo y las relaciones, ofreciéndoles la posibilidad de construir un futuro basado en el éxito.

¿Por qué elegir Coaching Power, High Professional Coaching?

Coaching Power, High Professional Coaching es la única Certificación en Coaching con Orientación Organizacional, dictada por dos de las más experimentadas y prestigiosas Master Coaches a nivel mundial. Único programa con bases ontológicas y sistémicas en el cual los participantes desarrollan las 11 competencias respaldadas por la ICF.

Es un programa diseñado con formato mixto, lo que permite al participante recibir entrenamiento presencial y ser acompañado por mentores y coches ampliamente reconocidos, además de la participación en conferencias online. Este formato garantiza a los coaches que en tan sólo 10 meses puedan obtener la formación completa de un coach profesional.

En suma, coaching es una invitación a pensar, a revisar nuestros modelos de pensamiento y a darnos cuenta de la influencia que ha tenido en cada uno de nosotros la cultura familiar, organizacional y global. El Coaching transforma la vida de las personas, ya sea como un proceso de coaching personal, empresarial o de formación profesional.

Actualmente es muy demandado, principalmente, por el mundo organizacional debido a los grandes cambios positivos y transformadores que posibilita. Los coaches y/o escuelas de coaching que están certificados por organismos internacionales como la ICF, son altamente confiables y efectivos para generar observadores diferentes, así como altamente comprometidos con su transformación personal y en conjunto con las personas de los distintos entornos en los que existen.