Curso de Coaching en Colombia

La importancia de la auto gestión emocional para el coach profesional

La autogestión emocional es importante en cualquier ser humano y más aún cuando nuestra profesión implica el ponernos como persona al servicio de otra y acompañar a esta en su crecimiento personal. El coaching es una disciplina poderosa que actualmente se encuentra en auge, de la que hoy existe una oferta muy amplia, de la cual, tanto individuos, como empresas y organizaciones, tienen la posibilidad de elegir.

curso de coaching en ColombiaAnte la realidad competitiva que hoy vivimos los coaches en el mundo, ¿qué oferta representamos nosotros? O mejor aún, ¿qué oferta queremos ser para nuestros clientes?. Como un atleta de alto rendimiento que necesita de un coach para sobrepasar sus propios límites, los coaches necesitamos el apoyo de otro coach que nos acompañe para desplegar todas nuestras habilidades y capacidades.

La gestión de nuestras emociones resulta clave en el proceso de perfeccionamiento. Como coaches, la mejor herramienta que tenemos somos nosotros mismos. Lograr la maestría emocional requiere dedicación, autoconocimiento, práctica y apoyo.

Encontrar un curso de coaching en Colombia y en América Latina, que cumpla con estándares de calidad y, por sobre todas las cosas, compromiso de las personas que conforman los programas, pareciera ser tan difícil como buscar la aguja en el pajar, sin embargo, gracias a organismos como la ICF, hoy podemos confiar en programas que nos ofrecen verdaderos procesos de transformación avalados por organismos reconocidos internacionalmente como la ICF.

Como coaches, sabemos que en todo momento y lugar, los seres humanos estamos siempre bajo un estado de ánimo. Cada vez que nos relacionamos con los demás, nuestra manera de actuar y comportarnos es influida por un estado de ánimo que las personas pueden notar gracias a la expresión corporal y verbal.

También sabemos que durante un proceso de coaching, se debe prestar atención a la vida emocional y a los estados de ánimo de las personas, pues son determinantes para lo que se puede o no lograr en los dominios del trabajo, aprendizaje, sociabilidad, espiritualidad, etcétera. La emocionalidad de las personas e instituciones, determina su capacidad de acción.

Ayudar a los demás a gestionar sus emociones para abrir sus ojos a las posibilidades, no es cosa fácil, sobre todo, cuando en la profesión de coach no hemos logrado aún lo que Fred Kofman llama la “Maestría emocional”. En el momento en que un coach es dueño de sus emociones, es capaz de aportar ecuanimidad a sus clientes.

Las habilidades necesarias para actuar con templanza emocional son cinco: reconocimiento, auto aceptación, auto regulación, indagación y escucha.

Reconocimiento

Tener auto conciencia de nuestra emocionalidad es reconocer lo que ocurre en nuestro interior. Es preciso lograr transformar nuestras emociones en objeto de nuestra consciencia. A través de una actitud reflexiva y de presencia, es posible que logremos escuchar el origen de nuestras emociones. A menor presencia y escucha de nuestro interior, menor será nuestra capacidad de escuchar al otro. La consciencia emocional es fundamento de la libertad de nuestra mente.

Auto aceptación

Auto aceptarnos es ser conscientes de que no podemos controlar la emoción o estado de animo que sube a bordo de nuestro bote. Para poder comprender, es importante aceptarlas sin juicio. No hay regla moral que defina si es correcta o no la emoción que nos aborda, sencillamente, sentimos lo que sentimos. Aceptarnos compasivamente y reflexionar de manera crítica, es el camino para que nos gestionemos emocionalmente. De esta manera, evitaremos actuar desde los impulsos. Liberarnos del autocastigo por el juicio propio es fundamental para aceptar al otro.

curso de coaching en Colombia

Auto regulación

Es aprender a regular nuestros impulsos. Mantenernos conscientes permite que logremos orientar nuestra energía emocional adecuadamente. Ser capaces de resistir los impulsos es la raíz de nuestra auto gestión emocional. Todas las emociones nos conducen a la acción. Dependiendo bajo qué emoción nos encontremos será nuestra respuesta. Reconocer, aceptar y comprender nuestras emociones permitirá que las expresemos de manera consciente.

curso de coaching en Colombia

Auto indagación

¿Conocemos las historias que dan origen a nuestras emociones? Es importante que analicemos nuestros pensamientos para separar la información útil de la que no lo es. Comencemos a preguntarnos, ¿qué de lo que me cuento es real y qué puedo hacer para cambiar si lo necesito? Lo que pensamos de nosotros mismos, de las situaciones o de los demás, son interpretaciones que hacemos desde la emoción en la que nos encontramos. Dignificar lo que sentimos es honrar nuestras emociones con integridad, preocupándonos por entender su origen.

curso de coaching en Colombia

La auto expresión

Articular nuestras historias a las emociones nos permitirá expresarlas conscientemente.

Por ejemplo, si estamos tristes, algunas preguntas que nos pueden ser útiles para articular la historia que hay detrás de esa emoción pueden ser: ¿qué me hace sentir tristeza?, ¿qué siento que perdí y qué valor tiene para mi?, ¿qué puedo hacer para atenuar lo que siento?

curso de coaching en Colombia

Expresar nuestras emociones no tiene por qué ser un caos, siempre que seamos conscientes de ellas seremos capaces de expresarlas sin preocuparnos por los impulsos. Ser honestos con nosotros mismos es vital para sanar de manera natural.

La labor de un Coach es muy valiosa para lograr cambios transformadores en las personas y en las instituciones, por esta razón, es importante que los coaches estemos en constante formación, actualizándonos y potenciando nuestras habilidades para hacer del coaching una práctica personal que nos permita ponerla al servicio de los demás.

Asimismo, muchos coaches profesionales buscan espacios que den continuidad a su perfeccionamiento y formación, que les permita mantenerse actualizados, para responder a la demanda constante que en la actualidad enfrentamos. ¿Qué curso de coaching en Colombia podemos contemplar para fortalecer nuestras competencias?

La Dra. Elena Espinal y Adriana Rodríguez, directoras de Team-Power, ofrecen a los Coaches profesionales el programa Mastering Coaching Skills; un comprobado proceso de perfeccionamiento basado en la práctica, repetición y estandarización.

Actualmente, tenemos presencia en distintos países de Latinoamérica y Europa. Colombia, es uno de los primeros países, después de México, en los que MCS comenzó a tener impacto positivo en la vida profesional de los coaches. Nuestro curso de Coaching en Colombia, MCS, es un programa especializado y certificado por la ICF como ACSTH, que facilita a los coaches el perfeccionamiento de sus habilidades, a través del acompañamiento de coaches mentores profesionales certificados por ICF.

El curso de coaching en Colombia MCS, está diseñado para brindar a los coaches una experiencia de aprendizaje transformadora, en el que cada participante tiene la oportunidad de evaluar y potenciar sus competencias con el apoyo integral de un equipo comprometido.

Para potenciar las habilidades que necesitamos como coaches, es primordial comenzar a reconocer y gestionar nuestras emociones, pues somos nuestra principal herramienta de trabajo. Un coach que es consciente de su emocionalidad, es capaz de escuchar y estar presente de manera genuina para permitirse explotar su potencial en cada una de las competencias de coaching. La formación continua es vital en la época de cambios vertiginosos que estamos viviendo, mismos que nos exigen mantenernos en constante crecimiento.

Fuente consultada: Kofman “La empresa consciente” Editorial Aguilar, disponible en el siguiente botón.