Curso de Coaching en Chile

El arte de crear confianza con el cliente

Construir confianza con nuestros clientes es similar al trabajo que realiza un cuidador de Bonsái. El sufijo sai significa “cultivar”. Esta técnica, consiste en el arte de cultivar, desde muy pequeños, pacientemente árboles y plantas para moldear su forma, teniendo como objetivo lograr representaciones realistas de alguna escena de la naturaleza.

Curso de Coaching en Chile

Como coaches, al igual que un cuidador de Bonsái, nuestro trabajo es cultivar con paciencia la confianza del cliente para que alcance como objetivo su transformación. Si deseamos que nuestro cliente se sienta curioso y abierto a encontrar posibilidades que nunca antes había observado, no podemos prescindir de aprender a cultivar en nosotros la paciencia y la presencia necesarias para lograrlo.

La confianza, al ser dual, es decir, confiamos o no, es un aspecto muy delicado que debemos procurar y cuidar desde un inicio con nuestros clientes. Practicar la escucha y la presencia, lleva a que alcancemos el nivel de expertos, sin embargo, tener apoyo en ese proceso tan importante y personal de perfeccionamiento es vital para lograr ver lo que no podemos de manera individual y aislada.

Un curso de coaching en Chile que pueda brindarnos esta posibilidad, debe guardar estándares de calidad excelentes para lograr impulsarnos a un nivel más elevado del que nos encontramos.

“La confianza sirve en las conversaciones más que el Ingenio.”
Francois de la Rochefoucauld

Generar confianza en una sesión de coaching permite que el cliente muestre disposición auténtica para ser él mismo, lo cual, le facilita trabajar con honestidad para lograr un cambio real. La confianza entre coach y cliente es el ingrediente principal para que un proceso de coaching sea exitoso.

Establecer confianza e intimidad es una competencia que se da en un ambiente de comunicación efectiva y de creación conjunta de la relación. Para ello, la escucha y la presencia son esenciales e imprescindibles. Establecer conexión empática con el cliente lleva tiempo, dedicación y práctica por parte del coach para fortalecer sus habilidades y competencias de coaching.

Curso de Coaching en Chile

De igual forma, se debe buscar, desde un inicio, crear un vínculo de confianza sin apresurarse. Como coaches, debemos demostrar respeto por las ideas del cliente, su estilo de aprendizaje y su forma de ser. Por esta razón, es importante que trabajemos, a cada momento, en nosotros mismos: la escucha, la presencia y la virtud de ser humildes para evitar ser, sin ser conscientes, los protagonistas del proceso.

Hay tres aspectos a tomar en cuenta para asegurar desde el principio que la confianza surja entre nosotros y el cliente:

1. Confianza en sí mismo

Tener confianza en nosotros es importante porque el cliente se dará cuenta de ello. Si observa que tenemos confianza, él o ella se sentirá a su vez confiado de ponerse en nuestras manos. La confianza inicia con una evaluación o juicio. Esta elección del coach sobre su propio ser es la que genera un espacio de seguridad. Cuando el coach elige ser seguro, generoso y amable, transmite tranquilidad.

2. Confianza en el coachee

Es importante que veamos al cliente como a alguien creativo y capaz de encontrar las respuestas que necesita para alcanzar lo que desea. El trabajo de nosotros, es ser curiosos y no expertos. Esta curiosidad está dirigida a desarrollar la curiosidad del cliente.

3. Confianza en el proceso de coaching

Un coach que posee experiencia, es consciente de que el proceso de coaching, a partir de la indagación y la exploración, va a hacer posible obtener resultados, al ritmo que imponga el cliente.

Generar confianza en nuestros clientes y en nosotros mismos sobre nuestra capacidad como coaches requiere dedicación, paciencia y constante práctica. Muchos coaches en Latinoamérica y, en este caso en Chile, buscan transformar sus habilidades para lograr alcanzar un nivel de experto en su práctica de coaching.

De acuerdo a la ICF, se requiere un mínimo de 10,000 horas de práctica para alcanzar un nivel de excelencia en el desempeño de una tarea compleja. Para ello, es de vital importancia continuar formándonos y mantenernos actualizados a través de programas que nos permitan perfeccionar nuestras habilidades. ¿Qué curso de coaching en Chile podemos contemplar para fortalecer nuestras competencias?

Curso de Coaching en Chile

La Dra. Elena Espinal y Adriana Rodríguez, directoras de Team-Power, ofrecen a los Coaches profesionales el programa Mastering Coaching Skills; un comprobado proceso de perfeccionamiento basado en la práctica, repetición y estandarización.

Actualmente, tenemos presencia en distintos países de América Latina y Europa. Colombia, es uno de los primeros países, después de México, en los que MCS comenzó a tener impacto positivo en la vida profesional de los coaches. Nuestro curso de coaching en Chile, MCS, es un programa especializado y certificado por la ICF como ACSTH, que facilita a los coaches el perfeccionamiento de sus habilidades, a través del acompañamiento de coaches mentores profesionales certificados por ICF.

El curso de coaching en Chile MCS, está diseñado para brindar a los coaches una experiencia de aprendizaje transformadora, en el que cada participante tiene la oportunidad de evaluar y potenciar sus competencias con el apoyo integral de un equipo comprometido.

La confianza es una distinción muy importante que posibilita nuestro trabajo como coaches, por su importancia para mantener comunicación efectiva con el cliente. De acuerdo al nivel de confianza que alcancemos con el cliente, éste tendrá posibilidades cada vez más amplias para cambiar y obtener resultados.

Nuestra responsabilidad es identificar en qué habilidades necesitamos trabajar para ofrecer al cliente procesos de valor que les permitan obtener resultados óptimos, así como ponernos en acción para alcanzar el nivel de expertos. Los cursos de coaching en Chile avalados por la ICF, son una excelente opción formativa y de perfeccionamiento para coaches comprometidos con su profesión.